¿CÓMO ES EL IMPACTO DE LA CRISIS COVID-19 A NIVEL MEDIO AMBIENTAL?

In this article:

La aparición y propagación del coronavirus ha transformado completamente la vida mundial. Gran parte de la población se ha visto obligada a permanecer en sus hogares y muchos negocios han tenido que adaptar sus horarios y turnos laborales para cumplir con las medidas estipuladas por sus gobiernos.

A pesar de su crudeza, esta cuarentena nos ha dejado diversos beneficios. Uno de los que ha resonado más es la mejora del medio ambiente: gracias a las medidas implementadas como respuesta al coronavirus, la contaminación y la emisión de gases han disminuido considerablemente a nivel mundial.

Las restricciones de viajes, el cierre de empresas y la disminución del uso de coches y transporte público se traduce en lo siguiente:

  • En Nueva York la contaminación ha disminuido un 50%
  • En China la emisión de gases se redujo un 25%
  • Las imágenes satelitales indican que las emisiones de dióxido de nitrógeno en Europa están disminuyendo.

A pesar de que actualmente el medio ambiente está experimentado un ‘respiro’, los expertos se preguntan qué será del futuro del ambiente una vez que los gobiernos y los médicos logren controlar el coronavirus. No cabe duda de que una vez superada la crisis, muchas personas buscarán recuperar su rutina diaria lo más pronto posible.

Sin embargo, Kimberly Nicholas, investigadora de ciencias de la sostenibilidad en la Universidad de Lund en Suecia, señala que, aunque es posible que la población regrese a sus viejos hábitos, también es posible que la crisis del coronavirus se traduzca en nuevos aprendizajes para el ser humano. En otras palabras, Nicholas menciona que la crisis del coronavirus puede ayudar a que las personas se mantengan más centradas en el bienestar de su familia y comunidad.

Dado que el ser humano tiende a regirse por hábitos y rutinas, los expertos esperan que el comportamiento adquirido durante esta crisis se prolongue un poco más. De hecho, como señala Nicholas, existen diversas investigaciones sociales que comprueban que ciertas acciones son más efectivas si se realizan durante momentos de cambio.

Por ejemplo, un estudio realizado en 2001 por Satoshi Fuji en la Universidad de Kioto descubrió que cuando una autopista cerró y sus conductores se vieron obligados a utilizar el transporte público, esta población experimentó una transformación: cuando las obras terminaron y la carretera estuvo lista, los conductores que se vieron forzados a dejar de utilizar sus coches continuaban viajando con mayor frecuencia en el transporte público.

Dado que este comportamiento se ha podido observar en otros estudios, los expertos confían que la población conserve algunos de los hábitos que desarrollaron para mantenerse protegidos contra el coronavirus y, como resultado, protejan el medio ambiente. Ojalá sea así!!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Share this post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Recent articles

Featured articles