EL MEDIO AMBIENTE: EL GRAN OLVIDADO EN GUERRAS Y CONFLICTOS

In this article:

A menudo, y como es lógico, cuando se habla de la guerra se hace en términos de heridos y muertos, desplazamientos…También es habitual cifrar el coste económico de las mismas. Lo que pocas veces se hace o, seamos más concretos, de la víctima que en pocas ocasiones se habla es el medioambiente.

 

Una guerra no solo se lleva por delante la vida de miles y millones de personas, también destroza sus ciudades y arrasa con el medio ambiente en forma de bosques talados, cultivos de agua que se queman, pozos de agua que se contaminan…todo ello con la única finalidad de ganar terreno y ventaja.

 

Según datos del PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), al menos el 40% de los conflictos internos registrados en las últimas seis décadas están relacionados con la explotación de los recursos naturales. En este contexto, y en el marco de la prevención de conflictos y el mantenimiento de la paz, la ONU busca trabajar también en la preservación del medio ambiente. Y es que la paz no se consolidará en un territorio si se destruyen no se garantizan los recursos naturales y de subsistencia básicos para las personas

 

Un día mundial para concienciar sobre la explotación del medio ambiente

 

Para concienciar sobre la protección del medio ambiente como una víctima colateral de guerras y conflictos, en 2001 la Asamblea General de la ONU estableció el 6 de noviembre como el Día Internacional para la prevención de la explotación del medio ambiente en la guerra y los conflictos armados.

 

En la misma línea, hace dos años, en 2016, con el trasfondo de los recién aprobados Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, la ONU aprobó una resolución en la que se reconoce que “unos ecosistemas saludables y unos recursos naturales gestionados de manera sostenible contribuyen a reducir el riesgo de los conflictos armados”.

 

Con motivo de la celebración de este Día Mundial, la ONU recoge en su página web el siguiente mensaje del Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim: “Como parte de la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, también necesitamos integrar los recursos naturales y las cuestiones ambientales en las evaluaciones de los conflictos y en la planificación”. Así, Solheim hace un llamamiento a comprometerse con la protección del planeta ante guerras y conflictos con la finalidad de alcanzar una paz ambiental. Una paz más necesaria que nunca precisamente porque la Tierra también se enfrenta en estos momentos a otra gran amenaza: el cambio climático.

 

Amnistía Internacional ha sido otra de las grandes organizaciones que se ha manifestado con motivo de este Día Mundial. Así, desde la ONG se ha hecho una declaración pública en la que reconocen que en muchas regiones en guerra y conflicto el panorama es desolador. Sin embargo, reconocen “la atención creciente que se está prestando al medio ambiente en los debates sobre seguridad internacional, en la respuesta humanitaria y en la elaboración de políticas”. Por otra parte, instan a los gobiernos a reconocer y admitir que “la seguridad humana depende de la seguridad medioambiental, y que alcanzar ambas exige medidas significativas para prestar atención al medio ambiente en todo el ciclo de conflictos”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Share this post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Recent articles

Featured articles