LA MANERA SENCILLA DE ENTENDER LA SUSTENTABILIDAD

In this article:

Autora: Adriana Zapien Hernández

Licenciada en arquitectura. MBA con especialidad en Alta Dirección. Gerente de Servicio al cliente y Desarrollo Comunitario RUBA Desarrollos S.A. Máster en Dirección de la Responsabilidad Social Corporativa en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

 

Ahora que tengo la responsabilidad de implementar la gestión de la sustentabilidad en la compañía y en lo que arrancamos con el proceso de sensibilización y capacitación, muchos de mis compañeros me piden que les explique qué es la sustentabilidad y decidí explicárselos de la manera más sencilla.

El concepto de sustentabilidad nace en 1987 cuando la presidenta de Noruega Gro Harlem Brundtland presenta un documento en la Comisión Mundial para el Medio Ambiente llamado Informe Brundtland, donde demostraba que el camino que la sociedad global llevaba, respecto al desarrollo económico; destruía el medio ambiente y dejaba cada vez más gente en la pobreza. Poniendo en la mesa internacional que se debería diseñar un modelo económico compatible con la sustentabilidad ambiental.

Brundtland utiliza por primera vez el término Desarrollo Sostenible (o Sustentable), para describir la acción de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones. En resumen, actuar hoy para proteger mañana.  Así es, entonces que desde hace 33 años una gran cantidad de personas han tomado cartas en el asunto, desde gobiernos y organizaciones civiles internacionales que comenzaron a reunirse para hablar del tema y encontrar soluciones. Compromiso ratificado en la Cumbre de la Tierra del Rio de Janeiro de 1992.

Una vez que se tenía claro el carácter ambiental del termino sustentabilidad, se fue descubriendo que el tema del cuidado y preservación del medio ambiente era imperativo porque su deterioro afectaba directamente a la calidad de vida de las personas, ya que el modelo económico, además de contaminar, aumentaba la brecha de la desigualdad.  Los ricos se hacían más ricos y los pobres bajaban dramáticamente su calidad de vida, apareciendo zonas con pobreza extrema en medio de una gran cantidad dinero en manos de solo unos cuantos.

Si los gobiernos y las organizaciones internacionales ya trataban de avanzar en esto entonces, ¿Qué era lo que faltaba?  Sin duda lo que faltaba era el compromiso de los dueños de los capitales; faltaba que tomaran conciencia que podían seguir generando riqueza pero no a costa del medio ambiente o del bienestar de las personas. Y entonces la sustentabilidad se volvió un término que cubre un espectro más allá del medio ambiental. Alcanzando la dimensión de las personas, de la construcción de sociedades más justas y del esfuerzo por disminuir la brecha de la desigualdad. Bajo una sola primicia. “El hacer lo correcto”.

Es entonces que poco a poco las empresas van adaptando sus operaciones para impactar menos el medio ambiente; para elevar la calidad de vida; para tener relaciones justas y duraderas con su cadena de valor. Con cumplir con las leyes y reglamentos; evitando la corrupción; operando bajo cumplimento y transparencia. Todo mediante una gestión socialmente responsable con el sello “Empresa Sustentable” apegados a lineamientos que adoptan públicamente y que además ayuda a identificar los riesgos ambientales, sociales que pueden llevar a riesgos económicos.

Hoy en día la gestión de riesgos es un tema estratégico, sobre todo los riesgos no financieros como por ejemplo, la ciberseguridad, los activos en zonas vulnerables al riesgo climático o el riesgo reputacional. Hoy importa con quién se hace negocios, quienes son los socios, los proveedores y si también hacen lo correcto. A Albert Einstein se le atribuye la frase “Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación, porque tu conciencia es lo que eres, es tu problema. Tu reputación es lo que otros piensan de ti, y lo que piensen de ti los demás es problema de ellos”. Cuando las empresas hacen lo correcto si alguien los quiere desprestigiar, la acción no causará daño mayor, pero cuando no se hace lo correcto, en estos días el daño puede ser mortal para una empresa.

La fuerza del capital privado marca la diferencia en los temas de sustentabilidad, pues se suman a los esfuerzos que por años han estado haciendo algunos gobiernos y organizaciones internacionales.  En 2015 cuando se comprometen 135 países con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) como parte de la agenda 2030; las empresas que buscan prevalecer en el tiempo, comienzan a alinear sus operaciones para abonar a alcanzar los objetivos. Ese mismo año como líder moral para muchos el Papa Francisco líder moral de una gran parte de personas en el mundo, publica su encíclica “Laudato Si” sobre el cuidado de la casa común y otros líderes de opinión globales alzan la voz para exigir el compromiso de las empresas.

Este año 2020 en medio la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2, el mismo Francisco publica la encíclica “Fratelli Tutti” misma que ya estaba escribiendo cuando la COVID-19 nos azotó y en la cual incluye la reflexión, que más allá de las diversas respuestas que dieron los distintos países, se evidencia la incapacidad de actuar conjuntamente y que a pesar de estar hiperconectados, existía una fragmentación que volvía más difícil resolver los problemas que nos afectan a todos.

Ala vez menciona que el derecho de algunos a la libertad de empresa o mercado, no puede estar por encima de los derechos de los pueblos, ni de la dignidad de los pobres, ni tampoco del respeto al medo ambiente, puesto que quien se apropia de algo es solo para administrarlo en bien de todos.

Ser sostenible significa prevalecer a través del tiempo, y en estos días estar preparados para la disrupción y reacción rápida que implica un entorno VUCA en el que se mueven las organizaciones en medio de la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. La gestión empresarial sustentable facilita el trabajo tomando en cuenta al medio ambiente y a las personas.

 

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Share this post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Recent articles

Featured articles